Bitcoin, la divisa virtual

Una divisa virtual llamada Bitcoin, levantó un cierto interés en el mundo financiero. Sin embargo lo que no se podía imaginar era todo lo que había detrás. Una tecnología que permite el intercambio del bitcoin y que ha cautivado el interés de bancos centrales y entidades en todo el mundo.

En realidad se trata de un registro contable compartido que funciona a través de la interacción de millones de ordenadores y con los que se puede hacer intercambio de cualquier cosa de valor.

La fiabilidad viene establecida por la colaboración masiva entre ordenadores y un código inteligente que encripta la información para que no haya fuga de datos. Así su uso podría servir para abaratar enormemente el coste de los servicios financieros, para incrementar la rapidez de las transacciones, así como aumentar la transparencia. La tecnología Blockchain elimina la presencia de una tercera entidad de confianza que certifique que se ha realizado la transacción.

Esta es la razón por la que los sistemas de Blockchain serán más baratos que las plataformas ya existentes porque no requerirán de un montón de recursos dedicados a confirmar la autenticidad.

Un ahorro que provendrá de operaciones más allá de las transacciones, ya que esta tecnología tiene aplicaciones en otros ámbitos.

La duda ahora es si los usuarios de banca podrán hacer transferencias en Blockchain. Se cree que es necesario esperar unos años aún para ver operaciones con Blockchain, pues para ello las entidades necesitan verificar que la tecnología es segura.

Muchas entidades, están realizando proyectos piloto con los que comprobar su uso, de cara a poder utilizarlo de forma masiva una vez que esté verificado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*