Finanzas sostenibles bajo criterios ASG

Finanzas Sostenibles

La importancia de la sostenibilidad en el mundo de las finanzas ha cambiado radicalmente. La dirección financiera de las empresas considera hoy en día este aspecto como crítico y la inversión en factores ASG se ha disparado. También hay más inversores que tratan de compaginar sus objetivos de rentabilidad con el deseo de que su dinero sirva para mejorar el medio ambiente y la sociedad.

Además de cuestiones de carácter ético, algunos estudios señalan que los activos ASG son menos volátiles que otros productos de similares características. La capacidad para adaptarse a situaciones adversas de los fondos ASG es mayor que la de los fondos que no lo integran.

Los criterios ASG

Las finanzas sostenibles implican que, además de los criterios estrictamente económicos (rentabilidad, riesgo y liquidez) consideran también los criterios ASG (ambientales, sociales y de gobernanza):

Ambientales: incluyen aquellas actividades que afectan de forma positiva al medio ambiente.

Sociales: aquellos aspectos relacionados con la salud, la educación, los derechos humanos, los derechos de los trabajadores… que tratan de reducir la desigualdad a través de la inclusión de los colectivos más desfavorecidos.

Gobernanza: referidas a cuestiones de gobierno corporativo de la empresa, a la calidad de la gestión y a su cultura, la no discriminación de los trabajadores por sexo, edad, capacidad, etc.

¿Cuáles son actualmente los productos financieros sostenibles?

Las finanzas sostenibles permiten el diseño de distintos productos financieros que fomentan el desarrollo sostenible y tratan de equilibrar rentabilidad y sostenibilidad, algunos de estos productos son:

Fondos de inversión que aplican criterios ASG en su política de inversión.

Fondos de inversión solidarios, que ceden una parte de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales.

Bonos verdes y sociales.

Emisiones de deuda pública o privada, emitidos a medio y largo plazo para financiar proyectos respetuosos con el medio ambiente o que persiguen mejoras de tipo social.

Productos de banca (hipotecas verdes, depósitos verdes y de banca ética, créditos verdes…).

Productos de seguros.

Fondos de pensiones sostenibles.

Capital riesgo (inversión de impacto).

Cómo contratar este tipo de productos

Un producto financiero sostenible se adquiere, al igual que cualquier otro producto, a través de un intermediario. Antes de comprarlo, es recomendable que solicite información que explique los criterios ASG aplicados a la inversión.

¿Sabías que…?

Existen alternativas a la banca tradicional. Estamos hablando de la llamada Banca Ética, que debe tener como misión principal la contribución al desarrollo de la sociedad y la preservación del medio ambiente a través de los productos financieros sostenibles, así como el uso responsable y ético del dinero y sus vías de inversión.

Si quieres conocer más acerca de cuáles son los beneficios de lograr una implantación más orgánica de la sostenibilidad en la banca tienes una cita el próximo 22 de junio en la 7ª edición de Revolution Banking.

Haz clic AQUÍ para inscribirte.

FUENTE:

https://www.efpa.es
https://www.cnmv.es/
https://www.pactomundial.org/

Leave a Reply