¿Cómo aumentar la competitividad de la banca tradicional?

competitividad banca tradicional

La innovación y transformación constante son necesarias para hacer frente a los desafíos de la era digital. La banca tradicional se ha de transformar.

Según datos de Eurostat, un 39% de los usuarios en España entre 16 y 74 años, usan Internet para gestionar su actividad bancaria. Esto supone que la transformación digital deje de ser una opción para ser una necesidad real.

Según el whitepaper Omnicanalidad : Mucho más que una palabra de moda para la Banca realizado por Liferay se proponen 5 estrategias clave que permiten a la banca tradicional mantenerse al día con la competencia:

Innovar para acelerar los desarrollos y transformar los procesos:

El uso de los servicios móviles e Internet es, cada vez, más interesante para los clientes. Sin embargo, el lento desarrollo y transformación llevado a cabo por la banca tradicional fuerza a muchos consumidores a buscar alternativas.

Es necesario potenciar la continua innovación y tener las herramientas adecuadas para afrontar los cambios que vienen. Es primordial para responder a las necesidades cambiantes tanto del entorno como de los clientes.

Análisis y personalización de la experiencia del cliente para una mayor eficiencia en las ventas:

Es esencial mejorar el conocimiento y comprensión de las experiencias de los clientes en todos los canales (online, móvil, call center, presencial…) para obtener mayor eficiencia. De esta forma, podremos obtener información del cliente (preferencias, hábitos, comportamiento…) para conocer qué servicios personalizados ofrecer al cliente para potenciar su lealtad y su vinculación con el banco.

Esta información, además, debería estar a disposición de todo el personal del banco y en todo momento para obtener una imagen clara y una visión completa sobre el cliente.

Apoyarse en plataformas que permitan unificar sistemas y procesos:

Integrar los silos de información y los procesos de gestión internos es el primer paso para afrontar la transformación de los servicios bancarios omnicanal. A esto hay que sumar el fomento de los entornos colaborativos en los que las personas rompan barreras a la hora compartir conocimiento. Un enfoque de plataforma única que permita la integración de sistemas y personas, es la base de las estrategias omnicanal.

Omnicalidad, concepto clave:

El modelo omnicanal, ofrece a los clientes acceso a servicios financieros a lo largo de los canales como si fueran uno solo con interacciones más consistentes.

Con este modelo, un cliente podría iniciar cualquier operación a través de cualquier canal, con la misma comodidad y con las mismas condiciones, incluso iniciando la transacción en un canal y finalizándolo en otro.

Un cambio cultural:

Ahora, los clientes son más exigentes y esperan experiencias personalizadas, si la banca tradicional no es capaz de ofrecérselo, otros lo harán.

En definitiva, actualmente es necesario que, para atraer y retener a sus clientes, los bancos entiendan que éstos han evolucionado, y que deben acompañar esta evolución.

Si te interesa conocer más sobre cómo aumentar la competitividad de la banca tradicional, acompáñanos el próximo 11 de Diciembre en Data Bank Day,

¡No te lo pierdas!

FUENTES

http://bit.ly/2Pbur7sLiferay

http://bit.ly/35Mf2k8Computing

http://bit.ly/2MzE0LKExpansión

Leave a Reply