El desescalado del sector banca

Desescalado del sector banca

Desde que empezamos el estado de alarma, las entidades bancarias han mantenido sus servicios mínimos y esenciales para los usuarios. Ha llegado el momento de preparar el desescalado del sector banca, después de casi dos meses de confinamiento.

Aunque gran parte de las sucursales se vieron afectadas y echaron el cierre, para proteger a los trabajadores, ahora es momento de empezar a pensar cómo será la vuelta al trabajo.

Teletrabajo, tests y turnos diferenciados

Inicialmente, para seguir con todas las medidas posibles de seguridad, se apuesta por el teletrabajo, los test para los empleados y la implatación de turnos, como primeras medidas para comenzar con el desescalado del sector banca. Sobre todo, para aquellos que tengan que pasar por la oficina para seguir ofreciendo servicios a los ciudadanos.

Aun esperando las medidas concretas del Gobierno, para la vuelta a la normalidad de manera escalonada, el Banco Santander ya ha anunciado su intención de hacerse con test para sus empleados, por supuesto, en la medida de lo posible.

Una vez se permita la vuelta a la normalidad en el trabajo, la idea que el Santander ha planteado es hacer turnos para sus empleados, de 15 días. El tiempo considerado necesario, para detectar algún tipo de síntoma, que pudiera poner en peligro al resto de la plantilla.

Igualmente se apuesta por alargar la propuesta de teletrabajar, lo máximo posible.

¿Vuelta a la normalidad en el sector?

Bankinter o BBVA, también han empezado a hablar de cómo será esta vuelta a la normalidad. De momento, lo principal, mantener la seguridad de sus trabajadores. Y seguir respetando las indicaciones que desde el Gobierno se van dando paulatinamente.

El teletrabajo parece que va a ser una constante a partir de ahora, en el sector banca.

Probablemente el trabajo en banca, como lo veníamos conociendo, no se vuelve a ver regulado con normalidad hasta dentro de meses.

Las oficinas bancarias, ¿al borde de la desaparición?

La duda ahora es, ¿cuánto se mantendrán las oficinas bancarias tal y como las conocemos? ¿Será este el salto a la desaparición de las mismas? ¿Qué va a suceder con ese sector de la población que ve necesario seguir acudiendo a hacer sus gestiones de manera física?

Quizá Revolution Banking 2020 sea el lugar para resolver todas estas dudas… ¡Nos volveremos a ver!

Fuentes:

EL ECONOMISTA

CINCO DÍAS. EL PAÍS

Leave a Reply