El cambio climático: Las soluciones de la banca

El sector financiero podría ayudar a la reducción del cambio climático

Aunque no todo el mundo es consciente de ello, el cambio climático ya es una realidad. Ya sea con el aumento del nivel del mar, el derretimiento de los polos, la extinción de varias especies, el aumento de la temperatura a nivel global… etc. Es por ello, por lo que la ayuda contra el mismo se ha convertido en un activo o se convertirá en un activo fundamental para las empresas.

Un gran número de compañías del sector bancario, se han unido a este propósito desde hace varios años ya. Muchos otros, han decidido comprometerse desde no hace demasiado tiempo: El Grupo Santander «ha desarrollado políticas específicas que fijan los criterios a los que se debe ceñir su actividad financiera de los sectores de defensa, energía, agua y forestal» tal y como afirman en su documento de compromiso con el Medio Ambiente. El grupo BBVA «lleva integrando de forma progresiva los factores ambientales en sus procesos de decisión desde 2015″.

La ayuda del sector bancario y financiero es esencial ya que esta industria supone un impacto ambiental importante. Las empresas de este sector están cada día más concienciadas puesto que se han dado cuenta del impacto que generan indirectamente sus decisiones en los proyectos que financian. A pesar de ello, su actitud actual, es un gran cambio. A día de hoy, se comprometen a financiar la solución para las catástrofes que suelen darse, lo cual supone un paso importante con respecto a contribución por su parte. Durante el año pasado 2017, las entidades que realizan actividades sociales destinaron 60 millones y medio, a la financiación de proyectos relacionados con el medio ambiente.

¿Soluciones?

Existen soluciones para reducir el consumo; CaixaBank, Banco Santander y BBVA proponen una serie de planes para hacer frente a este cambio. En el caso del primer banco,  se lleva a cabo un plan Ambiental trianual con medidas para reducir su huella de carbono. El objetivo de dicho plan es conseguir un empleo del 100% de energías renovables. En el caso de los segundos mencionados, disponen de un plan Ambiental trianual, cuya finalidad consiste en reducir el consumo energético de sus edificios.

La contribución por parte de las entidades financieras supone un gran paso para solucionar o al menos, reducir, los impactos del cambio climático. ¿Puede que este sector tenga la solución? En unos años lo descubriremos. Gracias por contribuir al cuidado del mundo.

 

Fuentes:
Informe Banco Santander: http://bit.ly/2stlQDG
http://www.expansion.com/sociedad/2017/12/14/5a325ecde5fdea426c8b45c9.html
http://www.huffingtonpost.es/javier-mezcua/bancos-vs-medioambiente-como-es-la-banca-eco-friendly_a_23290137/

 

Leave a Reply