La Inteligencia Artificial, eje de la transformación bancaria

inteligencia artificial en la banca

El nuevo auge de la Inteligencia Artificial ha permitido a los bancos renovar su sistema completamente

El concepto de Inteligencia Artificial, una nueva tendencia tecnológica en la banca,  puede que suene muy actual pero la verdad es que este término, que descrito como el desarrollo de sistemas informáticos capaces de realizar tareas que, por lo general, requieren de una inteligencia humana, surgió hace más de 60 años.

La Inteligencia Artifical irrumpió por primera vez en el sector financiero a comienzos de los 80. Sin embargo, aunque vivió un pequeño período de crecimiento, quedó en el olvido durante varios años. Después de 20 años en la oscuridad, la Inteligencia Artificial está resurgiendo como la tecnología que revolucionará todos los ámbitos de nuestra vida.

En el sector bancario y financiero, esta tecnología será capaz de transformar por completo la manera en que funcionan los bancos: optimizando las operaciones en la oficina, mejorando la experiencia de usuario y el envío de productos, y perfeccionando la gestión del riesgo y el marketing.
Con la llegada de la Inteligencia Artificial los bancos han podido trabajar por primera vez con grandes cantidades de datos que le han ayudado a mejorar su relación con el cliente a través de servicios más personalizados.

A pesar de que aún queda mucho camino que recorrer, ya existen ciertas aplicaciones de la Inteligencia artificial dentro del sector bancario:

  • Experiencia del usuario: el sector financiero está utilizando la Inteligencia Artificial para poder mejorar la calidad de sus servicios de comunicación con el usuario. El uso de robots asesores para ayudar a los clientes a obtener una felicidad financiera, es ya una realidad. Kasisto, un asistente virtual personal similar a Siri, es un ejemplo de esto.
  • Aumento de la productividad: otra de las aplicaciones más frecuentes es el uso de esta tecnología para realizar tareas tediosas que a un ser humano podrían llevarle mucho tiempo. A través de procesos automatizados, con IA , se pueden resolver en un momento. Revisión del cumplimiento de las normativas, documentación sobre los clientes o respuestas sobre las preguntas frecuentes de los productos, pueden ser gestionadas con mayor rapidez y menor coste.
  • Detección de fraude: los bancos empezaron a utilizar la IA principalmente para detectar los posibles casos de fraudes. No sólo ha permitido mejorar los procesos de monitorización sino que también ha permitido responder en tiempo real a los casos de fraude.

La Inteligencia Artificial está transformando al sector completamente. Su uso mejorará la calidad de sus servicios y permitirá una mayor fidelización de clientes. Unos clientes que esperan un alto nivel de atención por parte de los servicios que contratan.

Fuentes: Observatorio Fintech y  The Financial Brand

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*